Portada » ¿Cómo definir una estrategia de negocio?

¿Cómo definir una estrategia de negocio?

A medida que inicia y hace crecer un negocio, es importante dedicar tiempo a pensar en su estrategia comercial. Piense en la estrategia de negocio como su mapa: con ella, determinará la dirección de su negocio y cómo quiere que se vea en el futuro.

Al definir claramente la estrategia, tendrá las pautas y la estructura para desarrollar su negocio o plan de crecimiento y lograr sus objetivos comerciales.

Recuerde, no puede ser todo para todos los clientes. No es necesario ser el líder del mercado para competir con éxito, pero sí debe concentrarse en las fortalezas de su empresa para encontrar una manera de diferenciarse de otros competidores.

Avanzar hacia lo desconocido (también conocido como «el futuro») es lo que hacen las empresas todos los días.

¿Y qué necesitan para asegurarse de no perderse? Una estrategia, por supuesto, que algunos también pueden llamar hoja de ruta.

Ya sea que esté buscando establecer nuevas prioridades comerciales, esbozar planes de crecimiento, determinar una hoja de ruta de productos o planificar sus decisiones de inversión, necesitará una estrategia.

Es fácil darse cuenta de que su empresa necesita una. En realidad, crear una estrategia es un poco más complicado.

Una estrategia de negocio es una herramienta poderosa para ayudarlo a alcanzar sus objetivos comerciales, definiendo las estrategias y tácticas que necesita tomar dentro de su empresa.

La estrategia empresarial también guía muchas de sus decisiones organizativas, como la contratación de nuevos empleados.

Crear una estrategia comercial que esté en línea con la visión que tiene para su empresa requiere tiempo y desarrollo.

Los libros de texto a veces definen la estrategia de negocio simplemente como el plan de alto nivel de una empresa para alcanzar objetivos comerciales específicos.

Los planes estratégicos tienen éxito cuando conducen al crecimiento empresarial, una sólida posición competitiva y un sólido desempeño financiero. Sin embargo, cuando la estrategia de alto nivel falla, la empresa debe cambiar su enfoque o prepararse para cerrar el negocio.

La breve definición anterior es precisa pero, para obtener ayuda práctica, muchos empresarios prefieren una versión un poco más larga:

La estrategia de negocio es el plan de trabajo de la empresa para lograr su visión, priorizar objetivos, competir exitosamente y optimizar el desempeño financiero con su modelo comercial.

La elección de los objetivos es el corazón de la estrategia, pero un enfoque completo también describe de manera concreta cómo la empresa planea alcanzar estos objetivos.

Como resultado, la estrategia explica en términos prácticos cómo la empresa se diferencia de sus competidores, cómo obtiene ingresos y dónde obtiene márgenes.

La estrategia de negocio puede entenderse como el curso de acción o el conjunto de decisiones que ayudan a los emprendedores a alcanzar objetivos empresariales específicos.

No es más que un plan maestro que la gerencia de una empresa implementa para asegurar una posición competitiva en el mercado, llevar a cabo sus operaciones, complacer a los clientes y lograr los fines deseados del negocio.

Las estrategias reflejan las fortalezas, vulnerabilidades, recursos y oportunidades de la empresa. También reflejan a los competidores de la empresa y su mercado.

Son posibles muchas estrategias y modelos comerciales diferentes, incluso para empresas de la misma industria que venden productos o servicios similares.

Southwest Airlines (en EE. UU.) Y Ryan Air (en Europa), por ejemplo, tienen estrategias basadas en proporcionar transporte de bajo costo. El enfoque de Singapore Airlines se centra en cambio en la imagen de marca para un servicio de lujo y calidad.

En industrias competitivas, cada empresa formula una estrategia que cree que puede explotar.

En los negocios, una estrategia de negocio es el boceto a largo plazo de la imagen, dirección y destino deseado de la organización.

Es un esquema de intención y acción corporativa, que se planifica cuidadosamente y se diseña de manera flexible con el propósito de:

  • Alcanzar la efectividad,
  • Percibir y aprovechar las oportunidades.
  • Movilizar recursos,
  • Asegurar una posición ventajosa,
  • Enfrentar desafíos y amenazas,
  • Dirigir esfuerzos y comportamientos y
  • Tomar el control de la situación.

Una estrategia de negocio es un conjunto de movimientos y acciones competitivas que utiliza una empresa para atraer clientes, competir con éxito, fortalecer el desempeño y lograr las metas organizacionales.

Describe cómo se deben llevar a cabo los negocios para alcanzar los fines deseados.

La estrategia de negocio equipa a la alta dirección con un marco integrado para descubrir, analizar y explotar oportunidades beneficiosas, detectar y afrontar amenazas potenciales, hacer un uso óptimo de los recursos y las fortalezas y contrarrestar las debilidades.

Niveles de estrategia de negocio

  1. Estrategia a nivel corporativo: La estrategia a nivel corporativo es un plan de largo alcance, orientado a la acción, integrado y completo formulado por la alta dirección. Se utiliza para conocer líneas de negocio, expansión y crecimiento, adquisiciones y fusiones, diversificación, integración, nuevas áreas de inversión y desinversión, etc.
  2. Estrategia a nivel empresarial: las estrategias que se relacionan con un negocio en particular se conocen como estrategias a nivel empresarial. Es desarrollado por los gerentes generales, quienes convierten misión y visión en estrategias concretas. Es como un plano de todo el negocio.
  3. Estrategia de nivel funcional: desarrollada por los gerentes o supervisores de primera línea, la estrategia de nivel funcional implica la toma de decisiones a nivel operativo con respecto a áreas funcionales particulares como marketing, producción, recursos humanos, investigación y desarrollo, finanzas, etc.

En los negocios, siempre existe la necesidad de múltiples estrategias en varios niveles, ya que una sola estrategia sería inadecuada. Por tanto, una estructura empresarial típica siempre posee tres niveles.

Naturaleza de la estrategia de negocio

Una estrategia comercial es una combinación de acciones proactivas por parte de la gerencia, con el propósito de mejorar la posición de mercado de la compañía y el desempeño general y las reacciones ante desarrollos inesperados y nuevas condiciones del mercado.

La mayor parte de la estrategia actual de la empresa es el resultado de acciones y enfoques comerciales iniciados anteriormente, pero cuando las condiciones del mercado toman un giro inesperado, la empresa requiere una reacción estratégica para hacer frente a las contingencias. Por lo tanto, para el desarrollo imprevisto, una parte de la estrategia de negocio se formula como una respuesta razonada.

Importancia de una estrategia de negocio

Un objetivo empresarial sin una estrategia de negocio es solo un sueño. No es menos que una apuesta si ingresas al mercado sin una estrategia bien planificada.

Con el aumento de la competencia, la importancia de la estrategia de negocio se hace evidente y hay un gran aumento en los tipos de estrategias comerciales utilizadas por las empresas. Aquí hay cinco (5) razones por las que una estrategia de negocio es necesaria para su negocio.

Planificación

La estrategia de negocio es parte de un plan comercial. Si bien el plan de negocio establece las metas y los objetivos, la estrategia le brinda una forma de cumplir esas metas. Es un plan para llegar a donde pretendes.

Fortalezas Debilidades

La mayoría de las veces, usted llega a conocer sus verdaderas fortalezas y debilidades al formular una estrategia. Además, también le ayuda a capitalizar aquello en lo que es bueno y usarlo para eclipsar sus debilidades (o porque no, eliminarlas).

Efectividad Eficiente

Cuando se planifica cada paso, se asignan todos los recursos y todos saben lo que se debe hacer, las actividades comerciales se vuelven más eficientes y eficaces automáticamente.

Ventaja Competitiva

Una estrategia comercial se enfoca en capitalizar las fortalezas del negocio y utilizarlo como una ventaja competitiva para posicionar la marca de una manera única. Esto le da una identidad a la empresa y la hace única a los ojos del cliente.

Controlar

También decide el camino a seguir y los objetivos intermedios a alcanzar. Esto facilita el control de las actividades y ver si van según lo planeado.

0 0 Vota
Tu Calificación
subscribir
Notificar de
guest
0 Opiniones
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios